Mi twitter

jueves, 29 de marzo de 2012

Walter Bagehot y los precios, El camino del economista

Hace pocos días, 24 de Marzo, se cumplió un aniversario más del deceso de Walter Bagehot, autor del muy importante libro "Lombard Street".
Otra publicación suya son sus "Economic Studies" (primera edición: 1879), donde, en el capítulo 7 aclara lo que para el economista son los exchangeable values, los precios surgidos a raíz del costo de producción.

Las similitudes entre los precios de producción (enfoque del excedente) y costo de producción (Bagehot) pueden verse a continuación:

"What we mean by exchangeable value in Political Economy is not actual price, but perfect price, -the ratio in which everything exchanges against all other things- measured, not, as it is, by the intrinsically valuable measure of money, but as it would be against a similar measure which was invariable intrinsically...This cost of production in a mature state of industry and where there is a strict division of persons into capitalists, artisans, and labourers, is the cost at which it would 'pay' a capitalist to produce a given product, and the word 'pay' means that he must have his 'outlay', the money he has expended, returned to him, and that he must have, over and above, so much, by way of profit -so much 'to the good' as we commonly speak- as will induce him to make the production."
Walter Bagehot, Economic Studies, Augustus M. Kelley Publishers, reprinted 1973, p. 239,240

Nótese en lo anterior que no hay ninguna referencia a oferta y demanda, o a que dichas fuerzas afecten los precios basados en el costo de producción.

martes, 13 de marzo de 2012

Meet Sergio Parrinello, El camino del economista

El camino del economista: Sergio Parrinello

Sergio Parrinello es, a mi parecer, uno de los mejores economistas no mainstream hoy en día, por lo mismo, me parece excelente que, al igual que otros tantos grandes economistas, Routledge lo haya homenajeado con la "Festschrift" titulada Production, distribution and trade: alternative perspectives.
La introducción a dicho libro puede ser leída aquí, creo que es un texto de alta calidad sobre el camino de un académico (the path of a scholar).
Me llamó la atención que, al principio de dicho texto, se habla de un trabajo crítico de Parrinello hacia Pasinetti y su modelo verticalmente integrado, pues la crítica a dicha integración vertical es clave en las "Questions for Kaleckians" de Steedman; habrá que leer a Parrinello para observar las similitudes, tanto en la crítica a la integración vertical, como en la propuesta del análisis input-output.

Además de lo anterior, dejo el link a otro trabajo de Parrinello que me parece excelente aportación pars construens:

Sobre la validez del concepto de competitividad en la economía internacional véase “The notion of national competitiveness in a global economy”, in Vint J, Metcalfe J. S., Kurz H. D., Salvadori N., and P. Samuelson (eds), Economic Theory and Economic Thought, Essays in Honour of Ian Steedman, Routledge, London; una versión preliminar puede hallarse en línea aquí; lo más destacado de dicho paper es que muestra el uso del concepto de ventaja absoluta como requisito fundamental para definir la competitividad de un país, la herramienta que introduce Parrinello, es la frontera interés-salario, construida tomando en cuenta la distribución del ingreso desde el enfoque del excedente (al menos en sus características fundamentales), con dicha herramienta se hace posible el analizar dos países, con la variable distributiva determinada exógenamente para ambos, pero "doblemente" exógena para la economía pequeña, que simplemente toma ésta variable una vez que ha sido determinada socio institucionalmente dentro de la economía de mayor tamaño, es así que tenemos delimitados a la perfección los límites en que se pueden mover los salarios, siendo uno de éstos limites el valor clave para definir si una economía sigue siendo competitiva.

lunes, 12 de marzo de 2012

Libros VS Televisión? Ficción VS Ficción!

No sólo de economía viven los economistas, Literatura.

Jorge Volpi, escritor mexicano, en referencia a la educación literaria en México, ha presentado una propuesta más que interesante.
Resumidas cuentas, se trata de lo siguiente: Si queremos que la juventud mexicana lea, no sirve para tal objetivo una campaña publicitaria pro-20 minutos diarios de lectura. Lo que se requiere es, enseñar desde niños a apreciar ficción, buena ficción, incluyendo literatura, pero también cine y televisión (Santo Dios del snobismo intelectual!).

Tal vez sea demasiado simplista el suponer que, si al niño se le enseña a distinguir la buena ficción en el ámbito televisivo, automáticamente el sujeto en cuestión se vaya a interesar en la buena ficción en el ámbito del libro.
Tal vez no sea una suposición tan simplista. Tal vez no sea ésta una suposición explícita o implícita de Volpi. Mi punto aquí es independiente de ello.

Aún si la población se limitara solamente a distinguir ficción de calidad en el ámbito cinematográfico y televisivo, se tendría un gran avance (aunque no con ello quiero decir que sea suficiente). Porque la buena ficción, no importa donde la encontremos, tiene una cualidad sobresaliente:

1.- Nos refleja (como decía Octavio Paz refiriéndose a "Los Simpsons").
En realidad, hasta la mala ficción refleja algo, una pseudo-realidad simplificada en sencillos estereotipos; la buena ficción, en cambio, es un espejo donde podemos vernos en toda nuestra complejidad.
Ver a la humanidad, sociedad e individuo, en dicha complejidad, ya es un gran logro.

Por ello, no sólo nos debe preocupar tener un candidato incapaz de mencionar tres libros, también nos debe preocupar que dicha ignorancia (en términos de no saber apreciar la ficción) se traslape a sus gustos televisivos: proponiendo mejores telenovelas uno puede deducir que tipo de ficción televisiva contempla dicha persona.

A continuación cito un extracto de la más reciente columna de Jorge Volpi en el periódico Reforma:

"Ahora que callan, quizás valdría la pena que los candidatos se sentasen frente al televisor (recomendarles leer es mucho pedir). Tienen suerte: como ha señalado Robert McKee, hoy la mejor escritura se ha trasladado del cine a la televisión. Podrían comenzar...[con la serie sobre] Nucky Thompson, un político corrupto de Atlantic City durante los años de la Prohibición (1919-1933). Así observarían, en directo, las consecuencias de la decisión que criminalizó la venta y distribución de alcohol en Estados Unidos el 17 de enero de 1920. Las mismas razones esgrimidas hoy contra las drogas aparecen allí, en voz de la Liga de Mujeres Cristianas por la Sobriedad...Candidatos: en vez de contonearse por los estudios de televisión -y de apoyar a sus magnates-, sería mejor que pasasen unas horas frente a la mejor televisión."
Los candidatos y el mayor Colvin, Jorge Volpi, 11-Mar-2012.

Modifiqué la cita para no ser acusado de publicista. Quienes sepan de que serie televisiva se habla, sabrán que hay más contenido en dicha serie, que en los discursos de nuestros candidatos.
Mal por los segundos, bien por la primera.

En suma, mala televisión y literatura en todos lados, así como también puede ser de calidad.
El problema, más que ver demasiada televisión, es ver demasiada televisión, y muy poca (nada) de calidad.

Los resultados saltan a la vista:
-El mesías que siempre vemos en las películas de semana santa, pregonando amor y perdón.
-La mujer que tiene éxito en un mundo de hombres, pero nótese nunca usa dicho éxito para modificar dicho mundo, no lo cuestiona en lo absoluto.
-El protagonista de la telenovela, guapo, abnegado? e inteligente? La mezcla de su atractivo y su personalidad? lo convierte en alguien querido por todas, emulado por todos.

Quién dijo ficción simplista? Alguien?

jueves, 8 de marzo de 2012

Krishna Bharadwaj

Sólo un premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas ha sido entregando a una mujer, Ellinor Ostrom; recientemente también se destaca Esther Duflo quien recibió la medalla John Bates Clark.
Si de mujeres economistas dentro del pensamiento heterodoxo se trata, automáticamente se piensa en Joan Robinson. ¿Y quién más? No tan conocida es Krishna Bharadwaj, sin embargo su trabajo ha sido de alto nivel, precisamente por ello creo pertinente difundirlo, además de que parece más que oportuno realizar dicha tarea en el día internacional de la mujer.

Krishna Bharadwaj (1935-1992), fue una economista conocedora sobre todo del enfoque clásico, formando parte de la primera generación que comenzó la reconstrucción de dicho enfoque, nació en la India, de niña practicó canto clásico y se dice que tenía un gran talento para ello, sin embargo fue su talento para la economía el que predominó en su formación, su trabajo en el Economic Weekly "Value through exogenous distribution" refleja su primer acercamiento a la obra seminal de Sraffa, acercamiento que culminó en su colaboración con Bertram Schefold en el libro "Essays on Piero Sraffa Critical Perspectives on the revival of economic theory", es llamada por Alex Thomas la economista ideal, por las siguientes razones:
1.- Tener un amplio conocimiento de varios acercamiento teóricos.
2.- No aplicar estar teorías ciegamente a su comprensión de la economía India, sino basarse en observaciones empíricas.
3.- Consideraba necesario entender la historia de la teoría económica.
4.- Aplicó toda su experiencia en establecer un nuevo centro, que centró su atención tanto en la teoría económica como en su aplicación a la economía India.
En los puntos anteriores se habla de su trabajo empírico, aquí pongo el link a dos de éstos trabajos: